1 de junio de 2011

Oración del Perdón

Amados hermanas y hermanos,

Quiero compartir con ustedes una oración que encontré en uno de los blogs que frecuento (http://www.minhaumbanda.com.br) y que se encuentra en portugués, me di a la tarea de traducirla porque me gustó mucho para practicarla diariamente como parte de nuestras oraciones diarias, pues aunque hayamos perdonado los acontecimientos recientes en nuestras vidas podemos utilizarla para perdonar y pedir perdón por situaciones de vidas anteriores y realizadas por nuestros antepasados.

Espero que les guste y que la practiquen constantemente...

Oración del Perdón

Perdona, Señor de infinito amor y bondad, cualquier tipo de prejuicio que yo haya practicado contra mis hermanos a lo largo de todas mis existencias, desde esta en la cual estoy encarnado hasta mi desprendimiento de ti como espíritu individual.

Ilumina los corazones y las mentes de esos seres que sufrieron por mi causa y haz que también ellos puedan perdonarme.

Pido perdón por todos los errores cometidos por mis antepasados, que ya se encuentran en el mundo espiritual; que todas sus deudas sean amnistiadas y que reciban la gracia de la Elevación Espiritual hacia un plano de luz y paz, donde puedan continuar su jornada de evolución y trabajar de acuerdo a tu Plan Divino.

Que el amor de Jesús y María, presente en mi corazón, me capacite para perdonar cualquier ofensa practicada contra mí en esta y en cualquier otra vida, para que yo sea libre de todo dolor, de todo odio y todo rencor.

Yo me perdono a mí mismo por las culpas que cargué hasta hoy, pues acredito en el perdón divino y acepto la nueva oportunidad que estoy recibiendo.

Que las Entidades de la jerarquía a la cuál pertenezco puedan protegerme contra los peligros y vicios, a fin de que yo consiga practicar el amor al prójimo.

Libérame de todos los preconceptos y de la esclavitud de las pasiones.

Que yo pueda contribuir para la construcción de un mundo mucho mejor lleno de paz, de compasión y de solidaridad entre todos los seres que aquí habitamos.

Así yo determino.
Gracias padre porque me has escuchado y ya, todo lo que he pedido, está en mí
Artículo original en portugués: Aquí